Procedimiento para Elaborar Leyes

En las etapas del proceso ordinario de formación de la ley se identifican en los siguientes procedimientos:



1. DERECHO DE INICIATIVA DE LEY, PRESENTACIÓN Y SU CONOCIMIENTO POR LA PLENARIA, REMISIÓN A LA COMISIÓN PARLAMENTARIA COMPETENTE

Derecho de Iniciativa de Ley: Conforme el artículo 204 de la Constitución Política, tienen derecho de iniciativa de ley:

• La Asamblea Nacional.
• Poder Ejecutivo Nacional.
• Tribunal Supremo de Justicia, cuando se trate de Leyes relativas a la organización y procedimientos judiciales.
• Poder Ciudadano.
• Poder Electoral.
• Iniciativa Popular. 
• Iniciativa de los estados.

2. REQUISITOS

Todo proyecto de ley debe ser presentado ante la Secretaría, con una Exposición de Motivos que incluya, al menos lo siguiente:

• La identificación de quienes lo proponen.
• Los criterios generales que se siguieron para su formulación.
• Los objetivos que se espera alcanzar.
• La explicación, alcance y contenido de las normas propuestas
• El impacto presupuestario e incidencia económica referidos a la aprobación de la ley o, en todo caso, el informe previo de la Oficina de Asesoría Económica de la Asamblea Nacional.
• Informe sobre los procesos de consulta realizados durante la formulación del proyecto, si los hubiere.

3. PRESENTACIÓN DE LA INICIATIVA DE LEY

Los funcionarios de los Poderes del Estado y Organismos Estatales, así como los ciudadanos presentan su iniciativa de ley ante la Secretaría de la Asamblea Nacional, quien a través de su personal administrativo la recibe con su correspondiente exposición de motivos que consiste en los objetivos generales y fundamentos de proponer una ley que será conocida, discutida y aprobada por la Plenario en su caso.

4. PRIMERA DISCUSIÓN DE UN PROYECTO DE LEY Y REMISIÓN A LA COMISIÓN

La Junta Directiva fijará la primera discusión de todo proyecto dentro de los diez días hábiles siguientes, luego de transcurridos los cinco días consecutivos de su distribución por Secretaría, salvo que por razones de urgencia la Asamblea decida un plazo menor.

En la primera discusión se considerará la exposición de motivos y se evaluarán sus objetivos, alcance y viabilidad, a fin de determinar la pertinencia de la ley, y se discutirá el articulado en forma general. La decisión será de aprobación, rechazo o diferimiento, y se tomará por mayoría. En caso de rechazo del proyecto, la Presidencia lo comunicará a quienes lo hayan propuesto y ordenará archivar el expediente respectivo.

Aprobado en primera discusión, el proyecto de ley, junto con las consultas y proposiciones hechas en el curso del debate y consignadas en Secretaría, será remitido a la comisión permanente directamente relacionada con la materia objeto de la ley. En caso de que el proyecto de ley esté vinculado con varias comisiones permanentes, se designará una comisión mixta para realizar el estudio y presentar el informe para la segunda discusión.

5. PROYECTOS DE LEY SOBRE UNA MISMA MATERIA

En caso de presentación simultánea de dos o más proyectos de ley sobre una misma materia, la Asamblea, previa admisión de los mismos, acordará su estudio de manera conjunta por parte de la comisión a la cual corresponda.

Cuando habiéndose iniciado el proceso de estudio de un proyecto, fuere recibido otro que trate sobre la misma materia, luego de aprobado se remitirá a la comisión correspondiente a los fines de su incorporación en el proceso de estudio.

La Asamblea no admitirá o aprobará en primera discusión proyectos que sean iguales en esencia al que se discute.

6. SEGUNDA DISCUSIÓN DE UN PROYECTO DE LEY

Una vez recibido el informe de la comisión correspondiente, la Junta Directiva ordenará su distribución entre los asambleístas y fijará, dentro de los diez días hábiles siguientes, la segunda discusión del proyecto, salvo que por razones de urgencia, la Asamblea decida un lapso menor.

La segunda discusión del proyecto de ley se realizará artículo por artículo y versará sobre el informe que presente la comisión respectiva. El informe contendrá tantos puntos como artículos tenga el proyecto de ley, también se considerarán como artículos el título de la ley, los epígrafes de las distintas partes en las cuales esté sistematizado el proyecto y la propia ordenación sistemática.

De ser aprobado el proyecto en segunda discusión, se considera ley sancionada, pero de recibir observaciones para su modificación, se remite a la comisión respectiva para la incorporación de las modificaciones en un lapso de 15 días continuos (Art. 209 C.R.B.V). Se envía nuevamente a Secretaría para que lo incluya en Cuenta y se ordena el correspondiente “Imprímase y Distribúyase”.

7. CONSULTA PÚBLICA

Es el proceso más importante en la formación de leyes, ya que hace de la participación de los ciudadanos y ciudadanas su característica primordial y tienen como objetivo la posibilidad de formular observaciones, comentarios, recomendaciones y preguntas pertinentes a cerca de los proyectos de ley presentados por el Poder Legislativo Nacional.

La Asamblea Nacional o las Comisiones Permanentes, durante el procedimiento de discusión y aprobación de los proyectos de leyes, consultarán a los otros órganos del Estado, a los ciudadanos y ciudadanas y a la sociedad organizada para oír su opinión sobre los mismos. A nivel territorial, se consultará a los estados a través de un o una representante designado o designada por el Consejo Legislativo y los o las representantes de la sociedad organizada, en los términos que establezca el Reglamento de la Asamblea Nacional.

8. PROMULGACIÓN

El Presidente o Presidenta de la República promulgará la ley dentro de los diez días siguientes a aquél en que la haya recibido. Dentro de ese lapso podrá solicitar modificación de alguna de las disposiciones de la ley o levante la sanción a toda la ley o a parte de ella.

La Asamblea Nacional decidirá acerca de los aspectos planteados por el Presidente o Presidenta de la República, por mayoría absoluta de los diputados o diputadas presentes y le remitirá la ley para la promulgación. Luego de esto, el Presidente o Presidenta deberá promulgar la ley en los siguientes cinco días, sin poder formular nuevas observaciones.

Cuando el Presidente o Presidenta de la República considere que la ley o alguno de sus artículos es inconstitucional, solicitará el pronunciamiento de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en el lapso de diez días que tiene para promulgar la misma.

El Tribunal Supremo de Justicia decidirá en el término de quince días contados desde el recibo de la comunicación del Presidente o Presidenta de la República. Si el Tribunal negare la inconstitucionalidad invocada o no decidiere en el lapso anterior, el Presidente o Presidenta de la República promulgará la ley dentro de los cinco días siguientes a la decisión del Tribunal o al vencimiento de dicho lapso.