Dr. Samuel Moncada Historiador, Director de la Escuela de Historia de la UCV

Momentos decisivos en la Historia del Congreso venezolano (1830-1999)

El primer Congreso de Venezuela Los fundadores de la República de Venezuela fueron los primeros en Hispanoamérica en declarar su independencia del Imperio español. El motivo inicial no fue una queja particular contra la monarquía absoluta del Rey de España, por lo contrario, fue el derrocamiento del Rey español por parte de un Rey extranjero, Napoleón Bonaparte, quien impuso a su hermano como nuevo Rey de España en 1808.

La prisión del legítimo Rey de España, Fernando VII, cortó todos los lazos de protección que la monarquía ofrecía a sus súbditos y toda obligación de obediencia por parte de los gobernados. El dilema para los venezolanos era el de obedecer a un Rey francés ilegítimo o formar un gobierno propio. Los americanos esperaron más de 2 años (1808-1810) para tomar una decisión al respecto. Este retardo es muy significativo pues indicaba la confusión creada en las colonias. Los americanos tenían más de 300 años de tradición de obediencia a una monarquía que parecía eterna. Sin tradiciones parlamentarias, con una población formada mayoritariamente por pardos, negros libres, esclavos e indios, la minoría criolla había encontrado la garantía de su riqueza, prestigio y poder local en la obediencia de todos los súbditos al Rey. El Rey era la primera fuente de autoridad y orden social.

Ahora el Rey no estaba para garantizar el orden, los criollos americanos tenían que actuar y por fin, en 1810, se atrevieron a formar en Caracas una Junta Suprema de Gobierno Defensora de los Derechos del Rey Fernando VII. Era la primera vez que la élite de Caracas tenía en sus manos el poder de gobernarse a sí misma sin obedecer al Rey, aunque todavía usaran como excusa la conservación de los derechos del Rey español.

En 1811, la guerra de los españoles contra el Rey usurpador francés estaba a punto de perderse. Las esperanzas de un regreso de Fernando VII eran casi nulas. Así, el soberano Rey había perdido sus derechos y la soberanía regresaba al pueblo. Era el pueblo el que debía nombrar a sus propios gobernantes pues cualquier otra autoridad que no fuera el Rey era ilegítima. La Junta Suprema de Caracas convocó a la soberanía popular llamando a un Congreso de delegados de las provincias de Venezuela.

Como en los Estados Unidos, o en la Francia revolucionaria, el Congreso de los representantes del pueblo era la única institución legítima para nombrar a los gobernantes. El primer Congreso Nacional de las provincias de Venezuela, con poderes del pueblo soberano para formar gobierno propio, fue la institución más representativa y democrática de Venezuela hasta ese momento. Es cierto que la elección de sus miembros no fue tan transparente como en el primer Congreso Constituyente de la Unión norteamericana, es cierto que no votaron las mayorías, los no propietarios, los indios o los pardos, menos aun los esclavos, pero nunca antes un grupo de venezolanos se había reunido libremente para decidir los destinos de la nación. En el contexto de la época el Congreso de 1811 fue el más representativo de la voluntad popular, pues la otra alternativa era la monarquía absoluta.

El Congreso de 1811 decidió al declarar la independencia de las provincias de Venezuela, crear al mismo tiempo un Estado y una nación. Es obvio que la República no existía antes, pero los venezolanos tampoco se pensaban a sí mismos como una nación. Los habitantes de Venezuela eran miembros de distintas naciones españoles, indios, africanos, etc. Súbditos de un Imperio. Al declarar la Confederación de Provincias Unidas de Venezuela los miembros del Congreso se declararon en constituyentes de una nueva nacionalidad y no solo de un nuevo Estado. La constitución de la nación fue más que la máxima ley del territorio. Fue el instrumento de integración de pueblos y provincias en una entidad política y social.

Como depositarios de la soberanía popular los miembros del Congreso diseñaron las nuevas instituciones de gobierno. Al igual que sus pares de norteamérica los venezolanos sufrieron el temor a la tiranía del poder central por parte de las provincias, el temor a la tiranía del Poder Ejecutivo por parte del Congreso y el temor a la tiranía de las mayorías pobres y esclavas por parte de los propietarios. Los criollos propietarios eran una muy pequeña minoría rica y educada en Venezuela, ellos se veían a sí mismos como los portadores de la luz de la razón, de la virtud cívica y de la libertad en un medio acostumbrado a la esclavitud.

DESCARGAR EL TEXTO COMPLETO

Descarga este artículo dándole click al siguiente botón:

Descargar